1 jul. 2012

Cinq

Un viaje. Un porteño algo colgado por ahí. Y mientras todavía no bajan las revoluciones con que se vuelve, entre estos ojos llenos y este corazón contento se cumplió un año más de vigencia del blog.

Salud a los eventuales lectores, a los discretos, a los invisibles y a los que pasan por acá.

Que nada calle nuestro rock and roll.






Cero, uno, dos, tres, cuatro, cinco años colgado en esta luna del espejo.

No hay comentarios :