4 dic. 2008

Para que esta noche sea eterna

Imagina que brindamos con el corazón para rogar que dure cien años y nos lleve a los mejores sueños. Que la luna nos regale otra nueva ilusión y así tengamos la paz infinita del más sosegado descanso, tras haber gozado las maravillosas delicias de la mejor compañía o la más dulce y brillante soledad que sólo conocen vos, el cielo y las estrellas. Que nos haga sentir completos y felices por siempre, mientras dure su manto de seda embebida del silencio más bello y puro que exista. Que otorgue horas plenas de satisfacción. Que haya mucho, pero mucho amor y reine en el mundo una paz hermosa. Podráis decir que soy un soñador, but i´m not the only one. Porque mañana a mí también me espera un día realmente de mierda. Un viernes que en lo personal va a arrancar como el orto porque además de que siempre por alguna puta razón me levanto tarde y salgo como un pelotudo a las corridas gastando guita en un taxi para no comerme la falta en Tribunales donde voy a hacer el práctico, en la oficina me va a estar esperando un quilombo de aquellos que no tengo ni la más mínima intención de ponérmelo a contar acá. Que lo re mil parió, no se puede estar siempre con los huevos en la garganta y de un lado para el otro andando entre la gente como con un pedo en el culo. Me cago en dios. Mejor relax y aprovechar estas horas únicas de primer jueves de diciembre que se dan sólo una vez al año. Descarguemos con todo esta noche y olvidemos lo malo que llevamos dentro ya que no debe ser parte de nosotros nunca. No tiene sentido, mañana arrancamos de nuevo. Disfrutémoslo.

No hay comentarios :