15 dic. 2008

La entrada es gratis, la salida vemos



A Jared Chapman lo conocí hace unos meses en el peaje de la autopista que une Av. Lugones con la 9 de Julio. Yo venía de regreso de lo de mis viejos, una madrugada de miércoles o jueves, no recuerdo bien, escuchando y cantando algunos temas de los red hot chili peppers a todo volumen para mantenerme despierto. Mientras pagaba los cincuenta centavos con cien pesos (los peajes siempre te dan cambio), un policía se acercó al auto y golpeó la ventanilla del lado del acompañante. Bajé el vidrio y mientras el chico de la casilla contaba el vuelto el oficial me preguntó hacia dónde me dirigía. Le pregunté para qué quería saber eso. Insistió con su pregunta, a lo que de mala gana (como casi siempre que hablo con policías a los que les cuesta ser amables) le respondí: a Retiro. Viene bárbaro entonces, necesitamos su auto para sacar a una persona de la autopista, no puede estar acá. No entiendo. Hay un masculino en la autopista y tenemos que sacarlo, además no sabe darse a entender. A ver si me queda claro, quieren que yo suba a alguien a mi auto y me encargue de llevármelo? Pero el policía es Usted! Tiene que colaborar Señor, esta persona no puede estar acá, corre peligro. En eso vi entonces a un flaco medio alto, de flequillo y barba de unos días, con una mochila colgada de un hombro, que levantó una mano y me dijo "Hi". Un turista? Acá? A esta hora? Ok, que suba, si total a Usted ya no le queda nada más ilegal por hacer. Así fue como la Policía Federal se sacó de encima un problema y yo conocí a Jared, que venía de Canadá de ver a su hermano, luego había bajado hasta Río de Janeiro y ahora venía de que lo afanen y lo dejen tirado en medio de una autopista de Buenos Aires, un par de días antes de seguir su viaje por el mundo hasta finalmente regresar a su Sidney natal, lo que sucedió por estos días de dicembre.

Lo llevé a dar un par de vueltas por el Centro. Charlamos de su paseo americano, de su familia y de la mía, de su paso por esta ciudad (que sólo atinó a calificar de `interesting´) y por supuesto hablamos también de rock, nuestro lenguaje universal, en pocos minutos a mi ya se me había pegado el `cool´ de tanto hablar de metallica, oasis, pearl jam, blind melon o de los red hot, que nunca habían dejado de sonar bien al palo en el estéreo del coche. Por último paramos para cambiar los pocos Euros que le habían quedado encanutados en el bolsillo y en una esquina de Córdoba lo subí a un taxi y nos despedimos para siempre con un más que agradecido "my friend". Un rato después vía msn escribió "you saved my life tonight". A lo que sólo respondí que hice lo que sentí que tenía que hacer.

Además de seguir todo el resto del viaje de Jared a través del facebook, firmándole de vez en cuando alguna que otra foto o video de los que fue subiendo desde cada lugar que visitaba, esa noche comenté lo que me había sucedido en Que Se Vayan (lun. a vie. de 1 a 3 am por la rock & pop). Hoby se indignó pero traté de mostrarle el lado bueno de las cosas para no tirarle abajo el program. Y así fue que llegamos a la única conclusión que era posible, citando, en relación a lo que pasa con los turistas por estas pampas, una célebre frase de charly: la entrada es gratis, la salida vemos. La cana nunca llegó a comprender lo que le había pasado a Jared, como si fuese algo tan difícil de descifrar o tan extraño de suponer. O no quiso hacerlo, lo que es aún peor. Si algo nos pasaba en la autopista aquella noche, la policía argentina no hubiera sido la responsable ante la familia Chapman, sino yo.



RHCP (transcending)

3 comentarios :

Laperraseescapó dijo...

Increíiiiible!!! Te enchufaron SU responsabilidad a vos como si nada. Y me sorprende también tu actitud... no muchas personas se solidarizan con otro ser humano y menos en una situación como ésta. Y sí! La entrada es gratis, la salida... vemos.
Muy interesante tu blog.
Sigo leyéndote.

Natanzuelo dijo...

Que loco lo que te pasó.

Yo casualmente conocía a una chica de allá (via MSN), que tenía un hermano llamado Jared... pero por lo que se ve en la foto, nada que ver!

Saludos!

gsNicolas dijo...

Ya lo dijo charly, es así. Qué otra cosa podía hacer? Irme? Como que no daba, pobre pibe. Y en cuanto a lo del nombre, que casualidad, no? será muy común allá llamarse Jared?