19 ago. 2008

Noticias de ayer




Hoy, desde temprano, Tribunales se fue llenando de rollingas y partidos de izquierda, denunciando en la calle a la corrupción de la burocracia estatal que se cargó con ciento noventa y cuatro muertes en un mismo recinto, en una misma noche que sin darnos cuenta se volvió un infierno.
Había en Plaza Lavalle muchos amigos y parientes de chabones y minitas de 17, 18, veintipico de años, que murieron en un recital de rock. La música que amaban se transformó en su trampa mortal, como todo lo que toca la mierda de nuestros dirigentes corruptos, argentinos, porteños y provinciales, que fueron lo suficientemente culpables de que eso ocurriera.
Ellos, los pibes de cromañón, no conocieron Londres, Amsterdam o Nueva York. Quizá muchos no manejaban bien el inglés, ni iban a bailar a boliches de moda, vistiendo a la moda, hablando a la moda. Su mundo era este, el de los suburbios que tantas veces los dejó afuera de algo sin nigún por qué. Su suerte fue distinta a la de otros y murieron asfixiados en un boliche del Once, en la Buenos Aires que nunca estuvo buena (y sigue no estándolo).
Hoy comenzaba, a las once y media, el juicio por delito de estrago doloso contra Omar Chabán y colaboradores, el mismo juicio en el que tambien será juzgado el grupo Callejeros. Hace dos años caía destituido Anibal Ibarra, quien fuera el Jefe de Gobierno de la Ciudad en la época de los hechos. Hoy la Justicia comenzará a intentar hacer justicia. Si es que la hay, si es que la cárcel y las multas sirven para acallar el dolor que brota ante la muerte injustificable.
Todos somos Cromañón. Todos los que fuimos una o mil veces a Cemento, por ejemplo, pudimos haber terminado igual. No sólo por Chabán (principal gerenciador de lugares para tocar como éstos), sino por la corrupción cómplice y absolutamente responsable de quienes deberían haberlo controlado. Funcionarios corruptos que transaban con empresarios corruptos mientras sus superiores, también corruptos, miraban hacia otro lado y así mantenían el poder corrupto de una burocracia podrida que en el 2004 MATÓ A 194 PERSONAS EN UN RECITAL, en un lugar cerrado, por un incendio que se podría haber evitado... y por nosotros mismos, el público, que nunca exigimos que se cumpliera nada. Justicia y memoria por las víctimas del negocio del rock.

3 comentarios :

Mariano dijo...

Que haces Niki!
che, te cuento, justo un tiempito antes de eso estuve en cemento porque tocaba madreselva (un grupo de mis amigos) era con la mosca, la covacha y un monton de grupos mas, estaba lleno de negros de mierda descerebrados con bengalas como locos, zacadisimos, me rozaban con las vengalas a cada rato, no se podia respirar y me ardian los ojos.
Durante una semana o mas, cuando me sonaba los mocos salian negros de la mierda que respire adentro ese dia.

Y casualmente tambien estuve en cromagnon, no adentro por suerte, justo ese dia madreselva tocaba en una radio a la vuelta de ahi y bue, pero vi todo desde el principio hasta como las 4 de la mañana que me fui.

La verdad, con el dolor que me causa una situacion asi, ahora con la distancia piensando en todo, la mayoria de los que estaban ahi dentro eran unos negros descerebrados, que si no tenian la bengala en la mano en ese momento, les hubiera gustado tenerla, te lo digo yo, que 1 o 2 semanas antes en cemento casi me cagan a pi ñas como 20 en una hora por "mirar" a los que tenian las bengalas, por decir algo y que un negro que estaba al lado mio me escuche y cosas de ese tipo.

La culpa la tienen todos y no la tiene nadie.
Un abrazo.

Mariano.

gsNicolas dijo...

Cómo andás Mariano? Todo bien, entiendo tu bronca, más cuando hace ya 3 años que estás en Europa y pensás las cosas a la distancia. Se comprende. El tema es que (volviendo a la Argentina) hubo 194 muertes y anda a saber cuántos heridos y no podemos hacernos la idea de que los responsables de tremenda tragedia no sean juzgados y penados.

Descerebrados que prendan bengalas hubo siempre en estos pagos y eso no es culpa del rock (como alguna vez, no hace mucho, se intentó solucionar la violencia del fútbol suspendiéndolo por tiempo indeterminado), sino de causas mucho más elementales, que por obvias que parezcan, de haberlas atendido oportunamente no estaríamos hablando aquí de esto.

Lo que pasó es vergonzoso como ciudadanos de estas latitudes. Siempre vendimos al mundo una imagen falsa que se asentó sobre una masa crítica de gente que está afuera del versito de república civilizada y que importa sólo cuando hay que ir a buscarla para algo. Números. Hoy, si no empezamos por hacer justicia, vamos a seguir viviendo en la república de cromañón por muchos años y nos van a seguir prendiendo bengalas en la cara. Es difícil cambiar al corto plazo, pero algún día hay que empezar por meter presos a los que tienen que pagarla. Y ni hablar de calidad de vida, es un concepto que escapa al común denominador de quienes manejan el Estado.

Mariano dijo...

Estoy en el laburo con poco tiempo, pero para "Argentina" hacer justicia va a ser meter en cana a Chaban y a los de callejeros, ni a palos. Por mi, si van a hacer eso que no hagan nada.

Los sobrevivientes tambien tendrian que ir en cana, y los padres, onda, es imposible que se haga justicia, solo van a saciar la sed de venganza de un par de mamertos que tienen los dias contados, hasta que si no es con una bengala, sea con otra cosa, y la historia vuelve a empezar.

Saluti!!

Mariano.