7 jul. 2008

Palos

La pureza del poeta prevalece en pocas piezas para así pedir perdón de parado pese a poseer propios pecados, plegarias que puestas a ponderación del pontífice o del párroco parecerán pesar pocas plumas de precioso pavo. Por eso pueden podar pedazos del pasado y plagiar la protesta proletaria pregonando porquerías por la patria, padeciendo permanecerá prístina y poderosa la palabra pintoresca promulgada en la primera pronunciación del pituco parisino que cual porteño de pocas pulgas y persuadido del problema, de paseo por palermo picoteándose a pendeja, parloteaba perforándole a palazos la paciencia al pobre pibe que pasaba presuroso profugándose del poder penitenciario. Policía a precio pactado. Pavadas pueden parecer pero priman por perfectos pensamientos de personas que pelean y persiguen por provincias y países, por praderas y pútridos pantanos, plazas públicas como privadas, un presente peligroso que parece pasará a ser pandemonium pronto. Pero pensar positivo y prudente es pelotear con puntería y presentar al pueblerío pichulero al pedazo de prócer de la pelota que con polenta le porfía penales al portero principal en el partido predilecto del programa de primera. Del potrero procuró ser player privilegiado. Pan para hoy no es pan para pasau mañana. Peter Parker podría preverlo, pero no pararlo.

2 comentarios :

Blus dijo...

Pedazo de post, muy pintoresco, posta! palmadas en el pecho para su productor! :P

gsNicolas dijo...

Gracias. Parecía perdido, pero pulí un poco la pluma y pudo publicarse.