6 ago. 2007

Beirut




Mi amiga Valeria volvió a irse a Beirut hace cosa de dos meses y allí se reencontró con Ahmed, su novio libanés, tras varios meses de forzoso exilio aquí, en Buenos Aires, dada la difícil situación de guerra que la obligó a dejar aquél país en 2006. Vale es una porteña de ley (además de ser abogada) que en 2004, luego de tres años de chateo y largas conversaciones teléfonicas, no dudó más y se fue a vivir con quien ya para ese entonces era algo más que su contacto de messenger favorito.

El viernes anterior a ésta, su segunda partida, estuvo cenando en casa y nos quedamos charlando hasta cerca de las 5 de la mañana. Si bien yo siempre fui de aconsejarle que hiciera lo que más tuviera ganas de hacer (irse, o volver a Bs. As. pero con él) hay una cosa que nunca dejé de remarcarle: "no te borres, escribí; esquivá los tiros si hay tiros, huí de las bombas si hay bombas, pero no dejes de escribir". Y Vale escribe, desde Beirut, cada 15 o 20 días.

Jamás será mi intención publicar los mails que ella manda, pero esta vez voy a hacer una excepción, dada la peculiar descripción que realiza acerca de como están allí las cosas. A continuación, habla Valeria Petese, mi corresponsal amiga desde Beirut, capital de la República del Líbano:



Espero que esten todos bien, yo sin mayores novedades, manana domingo hay elecciones por una banca en el parlamento libanes, asi que podrian haber algunos disturbios en Beirut, esperemos que no. El tema es que quien dejo la banca libre es porque fue asesinado hace algun tiempo.
Yo, todo bien.
Besos a todos.
vale.

Ella, todo bien. Beirut según me cuentan es casi como Buenos Aires, se cae y se levanta. Se vuelve a caer o nunca se levanta. Un poco más acá, un poquito más allá de todo.

2 comentarios :

erika dijo...

hola buneo blog besos desde tucuman

gsNicolas dijo...

Hola, gracias. Besos. Un saludo a la gente de Monteros que algún día voy a volver. Aguante Tucumán.